Blog

Talento sin Sesgos

Cosas de la CEO #19: CÓMO SERÁ TU TRABAJO EN 2030

Me aventuro a imaginar cómo será tu trabajo en 2030.

En un entorno ultratecnológico donde los avances en inteligencia artificial marcarán la tendencia, los humanos trabajaremos de otra forma a cómo lo hemos hecho hasta ahora.

No me refiero a lo que realmente haces, sino al cómo.

La mayoría de las personas que trabajan a día de hoy lo hacen en un lugar diferente a donde viven. Vives en tu casa y trabajas en otro sitio. Te parece lo normal, ¿verdad? Pues hasta hace unas décadas no lo era en absoluto.

Hasta hace relativamente poco tiempo, las personas vivíamos y trabajábamos en sitios muy muy cercanos. En el mismo barrio, en la misma calle e incluso en la misma casa. Los desplazamientos largos (en distancia y en tiempo) eran raros. La vida transcurría alrededor de donde estabas y la comunidad estaba formada por tu familia, amigos, vecinos, clientes y proveedores, entrelazándose entre ellos.

Ahora muchas personas trabajan lejos y abandonan diariamente su vida durante la mitad del día para ir y trabajar. Abandonan a la familia con la que desean pasar tiempo, abandonan esa casa que tanto les está costando pagar. Y la abandonan porque el sistema de trabajo “obliga” a centralizar a las personas en sitios concretos: centros de ciudades, polígonos, centros comerciales…

Imagino que dentro de 10 años la situación será muy muy diferente. ¿Por qué? Por una cuestión económica que tendrá un gran impacto social positivo.

Las empresas empezarán a darse cuenta de que es poco práctico y, sobre todo, poco rentable, el tener grandes estructuras (oficinas, etc.) con altos gastos fijos, difícilmente ajustables en épocas de tempestad.

Empezarán a darse cuenta de que es más rentable y beneficioso el invertir en talento humano, especialmente en épocas de tempestad.

Empezarán a echar cuentas facilonas para darse cuenta de que es mejor sustituir los suelos de mármol de las oficinas pomposas por retribuciones altas al talento sin tener en cuenta en dónde esté.

Y no me refiero a que todos seremos freelancers. Aunque sí creo que aumentará su número. Me refiero a que las empresas serán capaces de darse cuenta de que muchas, muchas, muchas personas que hoy en día se ven obligadas a desplazarse y a abandonar sus casas, pueden realizar perfectamente su trabajo a distancia, mejorando su bienestar a todos los niveles.

Las empresas empezarán de verdad a ser líquidas sin oficinas a las que haya que ir para hacer el mismo trabajo que se puede hacer desde casa.

Y estarás pensando…¿y los trabajos presenciales como cortar el pelo? Pues también se dispersarán en el territorio y se realizarán las casas de esos profesionales o incluso a domicilio en una zona cercana. Porque las casas estarán llenas y ya no merecerá la pena alquilar un local en el centro para tener afluencia de público. 

Con este modelo de trabajo distribuido, las organizaciones seguirán teniendo su marca, pero más dispersa por el territorio. Y los empleados de esas empresas podrán sentirse parte de dos comunidades, la suya propia y la corporativa. Sin renuncias.

Así es como imagino cómo será tu trabajo en 2030. Espero que te alegre saber que, en mi mente, no tendrás que tener atascos, ni hacer encaje de bolillos para tener hijos o cuidar de tus mayores. Volverás a sentirte parte de tu familia y de tu comunidad mientras trabajas. ¿Te suena bien?

Deja una respuesta
Estado actualizado.